Cita con… los creadores de Undërwood

De cómo un viaje a Islandia fue el origen de toda su aventura a qué se siente cuándo ven a alguien por la calle con alguna de sus prendas.

Todo empezó en 2015, cuando cuatro amigos decidieron adentrarse en un sector totalmente desconocido para ellos, la moda. Un reto personal con el que pretendían dar a conocer lo que habían vivido en el norte de Europa, tras haber estado viviendo en países como Suecia, Noruega y Finlandia y en especial, después de un viaje a Islandia, un país del que no te puedes ir sin enamorarte de él.

Para desarrollarlo eligieron Valencia, una ciudad que le ha aportado a su proyecto esa luz que tanto desean “esos países asediados por los días grises” nos cuentan. Aunque Undërwood tiene más del norte de Europa que del Mediterráneo.

Vuestro lema es ‘Back to the roots’, ¿por qué?

Volver a las raíces, al origen es algo propio del ser humano. A lo largo de la vida tienes diferentes experiencias que te marcan y que te generan cierta felicidad cuando vuelves a ellas, aunque sea mentalmente. Nosotros creemos que dentro de cada persona existe un recuerdo de aquella época en la que se vivía en la naturaleza no solo durante el fin de semana. Hemos querido captar ese sentimiento y plasmarlo en todo lo que envuelve a Undërwood.

En Undërwood habéis colaborado con Dj’s, raperos, grupos como Izal, Kakkmaddafakka, Icona Pop, Iván Ferreiro… ¿Qué papel tiene la música en vuestra vida y en la de la marca?

Para nosotros la música es fundamental en nuestro día a día, desde que nos levantamos, mientras trabajamos, hacemos deporte e incluso a alguno le es indispensable para poder dormir y eso se refleja en la marca. Desde 2015 somos patrocinadores de festivales de música como Arenal Sound, Festival de Les Arts, Granada Sound o Interestelar Sevilla, es un modo de unir dos aficiones que suele tener nuestro cliente; la moda y la música. Es un lenguaje universal que traspasa barreras y une a la gente.

¿Qué significa para vosotros ver a la gente vistiendo vuestras prendas?

Es curioso que al principio cuando veíamos una prenda nuestra por la calle siempre solía ser un amigo o conocido de alguien de nuestro entorno. Pero eso cambia cuando un día vas andando por la calle, ves a una persona con una prenda tuya y no sabes quién es, o un amigo que vive en Madrid, Barcelona o Vigo te envía una foto de alguien con una prenda tuya. Ahí te das cuenta de la dimensión que ha adquirido el trabajo que realizas diariamente.

Es una sensación dividida, por un lado te alegras de que la lleve y por otro te gustaría acercarte a preguntarle cosas cómo: ¿Estás contento con la prenda? ¿Has tenido algún problema en los lavados? Obviamente no puedes ir asaltando a la gente y “coserla” a preguntas, no suele estar bien visto….Pero reconocemos que estamos un poco obsesionados con la satisfacción de los clientes.

La naturaleza y el medio ambiente tienen una importancia vital en la firma: material orgánico, campañas muy vinculadas a la montaña y los espacios al aire libre, la madera… ¿hasta qué punto?

Es junto con el diseño y la calidad de las prendas algo fundamental para entender el valor de marca de Undërwood. Nuestros clientes, y nosotros mismos, somos urbanitas que disfrutamos de las ventajas de vivir en ciudades pero a los que les gusta desconectar al aire libre, ya sea en un skatepark o en la cima de una montaña. Lo importante no es dónde sino lo que disfrutas estando con los tuyos haciendo lo que te apasiona.

¿Por qué apostasteis por estar en Poppyns?

Creemos en los proyectos que nacen a base de esfuerzo y que contienen un poco de los sueños de sus creadores. Poppyns aparece en la ciudad de Valencia como una apuesta digna de las grandes capitales europeas donde moda, diseño y buen gusto se unen para crear un espacio donde ir a algo más que a comprar.

¿Cómo os gustaría que os conociera/recordara la gente? 

Por ser una firma que se diferencia de otras por la calidad, el diseño y el trato post venta al cliente.

P O P P Y N S

En Poppyns estamos en búsqueda permanente de aquellas marcas que tienen un algo especial, diferente, que puedan generar sorpresa, curiosidad y admiración al cliente. Bien por su diseño, su innovación, por el cuidado de sus productos o por su historia. En definitiva, porque tienen algo que las hace únicas.

Todas ellas giran en torno a un mismo estilo de vida, una misma filosofía. Y eso, junto a nuestros clientes, crean la esencia poppyner.