Cita con… la creadora de Maminat

Descubrimos un poco más de esta marca de cosmética 100% natural y artesana que acaba de llegar a P O P P Y N S.

Estudió periodismo y trabajaba de profesora hasta que unos problemas dermatológicos provocados por cosméticos la llevaron a crear su propia línea de productos para el cuidado de la piel. “Soy la mejor periodista para la marca porque tengo que comunicar lo que hago y soy profesora cuando hago talleres, cuando muestro los conocimientos que he aprendido…. Podría decir que la vida me ha llevado hasta aquí pero que no renuncio a lo anterior que he hecho, más bien lo incorporo a mi vida actual”, nos explica Natalia Olmo cuando le preguntamos por sus diferentes facetas.

Maminat empezó hace un año como una firma de cosmética 100% natural y artesana creada para aquellos que quieren cuidarse y cuidar el planeta. Un tiempo en el que ha conseguido consolidarse como una de las start ups valencianas con más proyección. ¿El porqué? Quizás la razón esté en que, tal y como explica Olmo, “consumir Maminat no es solo comprar un cosmético de la marca, es toda una experiencia y de los valores que se asocian a la misma. Yo no he hecho un “greenwashing”, un lavado de cara para parecer más verde, yo soy verde y he nacido con la pretensión de aportar mi granito de arena a esta sociedad”.

Todo empezó a raíz de unos problemas dermatológicos provocados por cosméticos… 

Me diagnosticaron en 2012 acné cosmético. Es una afección que sale en la piel por el uso continuado de cosméticos convencionales y que aparece en la edad adulta. En mi caso, la cara se llenaba de granos. A partir de ahí, me acerqué a la cosmética natural que no estaba tan de moda como ahora y empecé a estudiar cosmética, a aprender todo lo que podía sobre plantas…

¿Cómo influye la variedad de pieles a la hora de crear una firma de cosméticos? 

Efectivamente, cada piel es un mundo y tiene unas necesidades distintas. Por ese motivo, creo que para la piel del rostro hay que diferenciar entre una piel grasa, una mixta y una seca. Del mismo modo, no tiene la misma necesidad de hidratación una persona con 20 años que otra de 50. Siempre he tenido en mente que quería crear una marca de cosmética natural en la que todos pudieran acercarse a ella, independientemente de su sexo, edad o nivel socioeconómico.

¿Qué otros factores debemos tener en cuenta para tener una piel perfecta? 

Creo que la piel es un espejo de las emociones. Si lo pensamos un poco, la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y el que está en contacto con el exterior. Si no estamos bien por dentro, lo mostramos fuera. Si nos estresamos, la piel lo percibe y nos muestra su peor aspecto. Por eso, la suma de una buena alimentación, beber agua suficiente, descansar correctamente y nuestro estado emocional son factores esenciales para la piel.

¿Qué tienen tus cosméticos que los diferencia de otros?

Están hechos de materias primas naturales y ecológicas, fórmulas que son sencillas y efectivas para el día a día. Por otro lado, hago una cosmética que resulta asequible para el consumidor por aquello de que he querido hacer una marca abierta a todos con buena calidad.

¿Cuáles son los ingredientes estrella de Maminat?

El aceite de oliva que acompaña a casi todas las formulaciones y que me encanta. En España tenemos un aceite espectacular, no solo para cocinar, también por los numerosos beneficios que tiene para nuestra piel. De hecho, el aceite de oliva previene el envejecimiento de la piel, es anti cancerígeno,  elimina dolores, nos preserva de padecer algunas enfermedades, preserva la memoria…

¿Por qué estar en Poppyns?

Porque me parece un lugar especial y un poco mágico. Es un espacio diferente y único en una ciudad como Valencia. Es un lugar bien ubicado, cuidado a la par que sencillo. Además, creo que los lugares o las marcas los crean las personas que lideran el proyecto y cuando supe que detrás de Poppyns había una pareja joven, que habían emprendido y me contaron la historia del lugar, digamos que me enamoré un poquito más, si cabe.

P O P P Y N S

En Poppyns estamos en búsqueda permanente de aquellas marcas que tienen un algo especial, diferente, que puedan generar sorpresa, curiosidad y admiración al cliente. Bien por su diseño, su innovación, por el cuidado de sus productos o por su historia. En definitiva, porque tienen algo que las hace únicas.

Todas ellas giran en torno a un mismo estilo de vida, una misma filosofía. Y eso, junto a nuestros clientes, crean la esencia poppyner.